Opinión

Juicios Civiles: prohibición desistimiento parcial, antes del emplazamiento

Desistimiento parcial demanda

En anterior entrada del blog tratábamos de dar nuestra humilde opinión sobre que hacer en caso de desistimiento parcial tras el emplazamiento en un juicio ordinario, y por tanto, que tácticas emplear en la Audiencia Previa.

En este nuevo post seguiremos opinando, como no, si bien en este caso sobre el desistimiento parcial antes del emplazamiento. Por tanto, la cuestión planteada ahora resulta sencilla de entender: ¿Es factible que el actor desista parcialmente de alguna acción o pretensión formulada en su demanda antes de que el demandado sea emplazado?

Abundando los juicios ordinarios tendente a la declaración de nulidad de cláusulas abusivas en préstamos hipotecarios, y dada la miscelánea,  y a la vez efímera temporalidad de las decisiones de nuestros tribunales de justicia en todos sus órdenes respecto de estas materias, surge con bastante habitualidad la necesidad de un urgente cambio de estrategia procesal.

Lo que hasta ayer era un axioma jurídico indiscutible, hoy queda en el olvido tras las últimas genialidades judiciales, obligando a los letrados a discurrir todo tipo de argucias procesales con la finalidad de proseguir el procedimiento sin inesperadas e indeseadas pérdidas de tiempo.

El desistimiento total antes del emplazamiento se encuentra contemplado en nuestro ordenamiento jurídico, tal y como se desprende de la lectura del artículo 20.2 de la L.E.Civil:

El demandante podrá desistir unilateralmente del juicio antes de que el demandado sea emplazado para contestar a la demanda o citado para juicio.”  (Atención: Dice juicio, no acción o pretensión)

Desistimiento parcial accionesEnlazando con el título del blog, entiendo que no está permitido el desistimiento parcial de alguna acción o pretensión antes del emplazamiento,  pues el propio precepto citado, ya restringe esta posibilidad de desistimiento con referencia exclusiva al juicio, al procedimiento, no a algunas acciones o pretensiones contenidas en su demanda.

A su vez el artículo 410, momento y efectos de la litispendencia, y el artículo 412, prohibición del cambio de demanda y modificaciones admisibles, abunda en la imposibilidad de que una vez interpuesta la demanda y antes del emplazamiento, el actor pueda desistir parcialmente de algunas de sus pretensiones:

  • Art. 410: La litispendencia, con todos sus efectos procesales, se produce desde la interposición de la demanda, si después es admitida.
  • Art. 412:
    • 1. Establecido lo que sea objeto del proceso en la demanda, en la contestación y, en su caso, en la reconvención, las partes no podrán alterarlo posteriormente.
    • 2. Lo dispuesto en el apartado anterior ha de entenderse sin perjuicio de la facultad de formular alegaciones complementarias, en los términos previstos en la presente Ley. (Esto enlaza con lo dispuesto en el artículo 426 L.E.Civil)

Lo que resulta de la lectura del la Ley, es a su vez reiterado por nuestro Tribunal Supremo; sirva como botón de muestra la sentencia de 11 de diciembre de 2007: La causa de pedir, o conjunto de hechos jurídicamente relevantes para fundar la pretensión, delimitada en el escrito de demanda, no puede ser alterada en el proceso por el Tribunal, que, de hacerlo, decidiría incongruentemente, ni por el propio demandante, al tener un efecto preclusivo la interposición de aquella.

En definitiva, al demandante no le esta permitido desistir parcialmente de acciones o pretensiones antes del emplazamiento, si bien podrá hacerlo posteriormente, pero con traslado al demandado, que podrá conformarse u oponerse, resolviendo el Tribunal lo procedente, lo cual conllevará sus consecuencias a efectos de imposición o no de las costas del procedimiento.

Personalmente creo, que tal prohibición puede resultar excesivamente rigorista, pero atendiendo al principio prohibitivo de transformación de la demanda o mutatio libelli y la lectura de los preceptos de nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil, humildemente opino que no esta permitido efectuar otras interpretaciones, por muy adecuadas que las consideremos a la hora de recortar los tiempos procesales.

No obstante, como es habitual y cada día más, tampoco resultan insólitas las sentencias de Juzgados de Primera Instancia que permiten el desistimiento parcial de acciones antes del emplazamiento. En temas bancarios y con Juzgados especializados, lo más conveniente es informarse y actuar en consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *